Nemedjäh

Sentiros bienvenidos en este blog de comics, rol, literatura, música, cine y otras hierbas...

viernes, abril 01, 2005

LA LEGENDARIA Y SUBLIMINAL SERPIENTE BLANCA

A los que nos gusta el rock siempre nos ha fascinado las leyendas más o menos turbias de nuestros ídolos, es ese aliciente que nos atrae y coloca a la estrella de rock en el pedestal de lo inalcanzable y nosotros pasamos a ser sus profetas debido a la admiración o, por lo menos, respeto. Verbigracia, que el cuarto disco de Led Zeppelin hubiera llegado a ser el disco más vendido de la historia no nos dice lo mismo que aquella historia que cuentan de que Page y Bonham usaron a un pequeño tiburón como juguete sexual para con una fan; lo del disco lo hace cualquiera hoy en día, lo del tiburón sin embargo...pues esas historias de taberna rockera son uno de los ingredientes cuasi fundamentales de nuestro plato preferido.

Los geniales Whitesnake no están tampoco exentos de leyendas, como debe ser en un grupo de su categoría, y además las pistas han estado siempre ante nuestras propias narices. Sigan leyendo si no se lo creen.

Hablar de Whitesnake es, por supuesto, hablar de David Coverdale; al contrario que nuestro anterior homenajeado, el amigo David Coverdale nunca tuvo problemas para ligar sino más bien todo lo contrario, tenía grupies y novias (que eran unas bellezas) para dar y regalar.
Además el tío era un sátiro de cuidado y no sólo por sus letras, todas ellas cargadas de fuerte sexualidad, pues la leyenda que os prometía, afirma que el nombre de Whitesnake provenía del cariñoso apelativo con el que bautizó Coverdale a su miembro, cual si un refinado albañil fuera.

En efecto, ya he mencionado que el grueso de las letras coverdalianas nos habla de fullería y demás guarrerías españolas, pero como con tanto mensaje directo nos estábamos cargando lo delicioso de una buena leyenda urbana y el mensaje subliminal pues alguien tuvo la idea de reflejar esas pulsiones sexuales en las portadas, como a continuación veremos.

Ojo, no significa esto que cada vez que aparezca el título David Coverdale's Whitesnake tengamos que traducirlo como el Miembro de David. No me refiero a eso, de hecho ya la primera portada nos evita esa confusión.

Mirad mi serpiente

Por un lado David, por otro la serpiente. Nada de portadas con braguetes ni mástiles colgando ni demás alegorías lúbricas. Sólo David y la serpiente.
Pero si miramos con ojos sucios la siguiente portada, y perdón por el retruécano serranero, podríamos ver como ya aparece en primer plano la serpiente desenrroscándose y atacando sobre el título de Trouble. Esto es, hay un problema, y es que entra doblada.

Here I go agaaaaain

Mas el summun del descaro lascivo de Coverdale y la obviedad del mensaje se harán patente en la cubierta de Lovehunter: Una serpiente blanca. Gigantesca. Con una tía cabalgándola. En pelotas. ¿hace falta decir más?

Ya lo decía Morrison: 'Ride the snake'

Si bien su diseñador artístico seguía la misma onda, Coverdale seguía relacionándose e intimando con toda belleza que se le acercaba; tanta letra, portada y movimiento pélvico tenía que ser captado por alguna fémina. Incluso en los directos, las portadas tenían su carga sexual.

Braguetas en la portada, un clásico

Por cierto, que David era alumno aventajado de Robert Plant en esto de marcar paquete y restregarlo por todo el escenario ante unas fans histéricas cuyos novios, ignorados los pobres, adoraban al guitarrista (cosa que no ha faltado en esta genial banda: Moody, Marsden, Sykes, Vanderberg, Vai...casi nada). Una de tantas bellezas cayó al fin en sus brazos y pasó por vicaría, amen de por todos los videoclips de Whitesnake de ahí en adelante.
Hablamos de la sensual y guapísima Tawny Kitaen, y así aprovecho para aumentar el número de visitas de este blog.

Tawny, si tú pudieras y yo quisiera...

Un servidor se enamoró de esta señorita gracias a los videoclips de Whitesnake, de hecho siempre me recuerda a la Mary Jane Watson de los ochenta; toma nota, Sam Raimi. Sea como fuere, el muy macho David Coverdale presumía de esposa buenorra allí donde iba afirmando así su virilidad. Es por ello que cuando esta relación acabó en divorcio, su corazón y reputación en el catre quedaron destrozados y cayó en el alcohol, cosa en parte comprensible porque mira que era guapa Tawny.

Ya a finales de los 80 las portadas se iban haciendo más sobrias: el sello de WS sobre piel de serpiente (desaprovechando títulos como Slip of the tongue), la útlima boutade si acaso fue ese Slide it in con una serpiente deslizándose por entre un canalillo pero ya está, ni siquiera la serpiente era blanca (a lo mejor ahora le tocaba a otro "miembro" del grupo presumir de machote). Esta sobriedad parecía predestinar el caracter anímico de David post-divorcio donde ya Whitesnake le daba igual y estuvo a punto de irse a pique.
Hoy en día Whitesnake se han vuelto a reunir, como los fanáticos sabrán, y David es un señor ya maduro y responsable que no necesita portadas provocativas. Cosas de la edad.

Así fue que en 1993, sin ir más lejos, ya se había recuperado de sus problemas y se unió con Jimi Page para formar el dúo Coverdale/Page acabando por un tiempo con tanta serpiente fálica y demás guarradas subliminales.

¿Todo recto?

esto...oh, mierda.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal