Nemedjäh

Sentiros bienvenidos en este blog de comics, rol, literatura, música, cine y otras hierbas...

miércoles, mayo 10, 2006

TORO SALVAJE

Jake LaMotta

De un tiempo a esta parte y sobre todo tras mi año en Irlanda (se me olvidaba, ya estoy aquí, jejeje) mi colección de dvds ha crecido notablemente (benditas ofertas del HMV) y así ayer me pegué un festín yo solo con una de esas obras maestras sin las cuales no puedo entender el cine como tal, sí, Toro Salvaje (Raging Bull, 1980). Si sois habituales de este blog tal vez resulte raro un artículo sobre una joya de película a pesar de no tener ni un mísero zombie, estrellas de rock convertidas en zombies, actores turcos y/o Bruce Campbell pero, bromas aparte, Scorsese ha rodado varias de las que considero películas con enormes mayúsculas y las que nos ocupa es una de ellas, por supuesto.
Scorsese no pasaba por buenos momentos, aún recuperándose de una fuerte adicción a la cocaína, pero decidió embarcarse en un proyecto ambicioso siguiendo fórmulas que ya le habían dado resultados en los 70: esta vez el retrato americano es más sutil pero mantiene a Robert de Niro para interpretar al antihéroe perdedor al que Scorsese nos tiene acostumbrados. Inspirado en la propia autobiografía de Jake LaMotta, el Toro del Bronx, el viejo Marty se saca de la manga una película "de boxeo" si es que realmente se la puede calificar como tal, pues las escenas de combates no sobrepasan los 10 minutos de metraje, aún así si me hablan de películas de boxeadores o con boxeadores, que no es lo mismo, yo siempre pensaré primero en Jake LaMotta.
Por supuesto, por mucho que se pueda elogiar la dirección, el guión, etc. es Robert de Niro quien se adueña de la película entera pues su interpretación puede estar perfectamente un escalón más arriba de la perfección suya de costumbre. Desde que lo vemos calentando en el ring al inicio del filme al son de la Cavalleria Rusticana (vaya maravilla de banda sonora que tiene esta película) y acto seguido se presenta como la ruina de lo que fue y que sabemos que será conforme vemos la película, gordo, acabado y mirando al espejo mientras se dirige al público fantasma: "Den un escenario a este toro donde pueda demostrar su bravura, pues aunque lo mío es pelear, más me gustaría saber recitar. Esto es espectáculo." nos permite darnos cuenta como un personaje al que queremos admirar no podemos evitar sino sentir pena por él, y eso es algo que el propio personaje sabe. Se refleja en las miradas de De Niro, expresivas al máximo, como en ese combate final contra Sugar Ray Robinson: "¡No pudiste conmigo, Ray!¡ No me has tumbado!"...me parece sencillamente acojonante. Y eso sin mencionar una de sus escenas más míticas, con el Jake LaMotta comediante recordando el no menos mítico diálogo de Marlon Brando y Rod Steiger en La Ley del Silencio, con la que el espectador establece relaciones inevitablemente. De Niro es el puto amo, sin duda.
Claro que el resto del reparto no está nada mal, aunque sean bastante discretos y siempre eclipsados por Robert, por supuesto hay que destacar a ese gran secundario que es Joe Pesci, cuya interpretación es más que correcta, una pena que se infravalore tanto a este hombre y se prodigue tan poco, por lo pronto estaría por encima de unos discretos Cathy Moriarty (como Vicky LaMotta) y un Frank Vincent que parece destinado a tener que ostiarse con Joe Pesci en todas sus colaboraciones, no se si este detall será tan deliberado como para considerarlo marca de la casa Scorsese pero me resulta curioso.
Respecto a la dirección, parece que Scorsese guarda los mayores momentos de brillantez para las escenas de boxeo (sin que ello desmerezca al resto del metraje, que es soberbio), coreografiando los combates a la perfección al tiempo que refleja toda la sangre, sudor y también lágrimas de la carrera pugilística de LaMotta, junto con el ring, que conforme vemos el declive de Jake se presenta cada vez más grande, empequeñeciendo al campeón venido a menos.
Si no la habéis visto, apuntaos este artículo más como una recomendación que como crítica porque es una genialidad tremenda. Como anécdota señalar que aunque fue favorita en los oscars de los 80 fue Robert De Niro quien se quedó con la estatuilla y que es muy fácil de conseguir por aquí. Que la disfrutéis.

Image Hosted by ImageShack.us

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal