Nemedjäh

Sentiros bienvenidos en este blog de comics, rol, literatura, música, cine y otras hierbas...

martes, octubre 31, 2006

EL CUARTO MUNDO

A mi vuelta de Irlanda me esperaba en casa una considerable pila de comics que se fueron acumulando durante mi estancia y que a marchas forzadas por el poco tiempo libre qe he tenido este verano he llegado a acabar en su casi totalidad. Por supuesto, una de las series que más me interesaba era la edición de Planeta del Cuarto Mundo de Jack Kirby, de la que di buena cuenta hasta terminar ayer el último Orion de Simonson. Un servidor es un incondicional del rey Kirby y la historia de la épica batalla entre Nueva Génesis y Apokolips, trasuntos de un Olimpo y Hades superheróico, es de chapeau. Se le puede achacar a Kirby que si bien no tenía editor o bien decidió pasar tres kilos de este, su imaginación desbordante pasaba a ser una diarrea de ideas, muchas de ellas rozando la ingenuidad e incluso la ridiculez según ciertos canones pero, claro, si no, no sería Kirby; por supuesto que en esta obra Kirby dará rienda suelta a todas estas ideas y mucho más hasta forzar hasta el límite la coherencia de las series pero si hay algo que convierte esta colección es un clásico en mi opinión imprescindible son precisamente las virtudes de Kirby: su imaginación ya mencionada, su sentido de la épica y una técnica de dibujo, narración e incluso experimentación inigualable. Por no mencionar aspectos como su uso de las mitologías clásicas y exóticas (marca de la casa) y la enorme influencia que supone para posteriores y diversas obras, destacando la famosa trilogía galáctica de George Lucas.

Las cuatro series que componen el Cuarto Mundo y en el orden en que aparecen en la edición de Planeta son:

New Gods.

Image Hosted by ImageShack.us

No deja de ser una serie de superhéroes, claro está, pero quizás es la de mayor carga mitológica en el Cuarto Mundo, donde se nos presenta como héroe, en la tradición épico-trágica más kirbyana, a Orion, hijo del pacto entre el Highfather Izaya, señor de Nueva Génesis, y Darkseid, líder de Apokolips. No permite una visión de conjunto del Cuarto Mundo en cuanto a que es la primera serie publicada y su cancelación, como ocurre en las demás series, tampoco ayuda; de todos modos no tiene desperdicio ni en cuanto a sus historias ni a sus carismáticos personajes como Orion, Lightray, Forager...de hecho, Orion es uno de mis personajes preferidos del universo DC. Por supuesto, el germen de Star Wars está aquí.

Forever People.

Image Hosted by ImageShack.us

Como contrapunto a los recios y grandilocuentes dioses adultos presentados en los Nuevos Dioses, Kirby deja más de lado la mitología para mostrarnos un juvenil grupo de héroes fruto de su tiempo, pues los rasgos hippies de estos personajes son más que evidentes. Además de seguir mostrando detalles luego reconocibles en Star Wars hay que reseñar el homenaje que Kirby realiza al Capitán Marvel con el Hombre Infinito. Una pena que fuera la serie con peores ventas y que más pronto fue cancelada, porque prometía bastante y me resultó bastante entretenida.

Superman's Pal Jimmy Olsen.

Image Hosted by ImageShack.us

Parece ser que Jack Kirby insistió en querer hacerse cargo de esta serie, para sorpresa de muchos. Una serie cuyo mayor atractivo era ver al pelirrojo fotógrafo travestiéndose y manteniendo relaciones ilícitas con gorilas (¿que no me creen? pasense por aquí, como si hiciera falta explicarlo ya). Decir que Kirby lo convirtió en obra maestra sería, por supuesto, una exageración de fuerza mayor, pero sí es cierto que no sólo se convierte en uno de los principales engranajes de esta saga, siendo una de las de mayor coherencia, sino que alcanza un nivel bastante bueno con historias bastante entretenidas y muestra un experimento/pastiche curioso que ya se dejó ver en el primer número de Forever People: los rostros de Superman son dibujados por dibujantes más asociados a Supes, como Curt Swan o Al Plastino para no desentonar con su imagen habitual.
Ah! y aparece de invitado Don Rickles, un comediante de Las Vegas más conocido aquí por su aparición en Casino, de Scorsese.

Mister Miracle.

Image Hosted by ImageShack.us

Imagino que al ser una serie de superhéroes más convencional le permitió ser la única que no sufrió la cancelación y permitió al héroe bajo cuya máscara se esconde Scott Free (y a su esposa Barda y su compañero Oberon) tener una larga trayectoria en DC, incluyendo una nueva serie propia, su puesto fijo en la JLA de Giffen/De Matteis e incluso una aparición en Sandman. Sea como fuere lo cierto es que esta serie se mantiene en la tónica de las otras colecciones y debo decir que siempre me ha gustado mucho el personaje, vale, sus historias son más convencionales quizás pero tienen muy buenos momentos y eso sin mencionar a la coña de Kirby hacia su antiguo colega Stan Lee, identificado aquí como Funky Flashman.


Las cuatro series terminaron sin un final como Kirby habría querido, así pues, en este afán, el rey contratacaría en forma de novela gráfica para darle el final que merecía, y así surgió Perros Hambrientos (Hunger Dogs).

Image Hosted by ImageShack.us

¿Era Perros Hambrientos el final que el Cuarto Mundo merecía? la respuesta de este humilde lector es un rotundo no. Vale que hay momentos de puro delirio kirbyano y páginas que son la gloria del dibujante, pero Kirby no lleva bien esto de distanciar tanto sus obras, mucho más cuando es un autor un tanto caótico, y precisamente en un caos termina esta historia, tanto en cuanto a contenido como su dibujo, donde pasan miles de entintadores, algunos buenos (Mike Royer como siempre insuperable cuando a entintar a Kirby se refiere), otros regulares y en su mayoría fallidos. Es totalmente prescindible pero los fans de Kirby y el Cuarto Mundo no lo dejarán pasar.

¿Hay vida para el Cuarto Mundo después de Kirby?¿Es posible en una obra tan íntimamente ligada a su autor? Pues parece ser que así ha sido. Primero fue John Byrne quien tomó las riendas de Nueva Génesis y Apokolips en una etapa de la que no he leído lo suficiente como para afirmas si sería buena idea o no que se reeditará para completar la saga pero sería Walter Simonson quien diría la última palabra en una serie a su entera disposición dedicada al dios predilecto de Nueva Génesis: Orion.

Image Hosted by ImageShack.us

Hay que decirlo bien alto: pocos autores tienen un sentido de la épica y la grandilocuencia de Kirby como el bueno de Walt. Ya demostró que podía hacer el mejor Thor de todos los tiempos y su serie de Orion me pareció genial y muy interesante. Vale, que caemos en los excesos de siempre con onomatopeyas gigantescas, muchas peleas y discursos rimbombantes pero la serie bien merece una oportunidad, primero por su aportación al Cuarto Mundo, que es de las mejores, luego porque tanto a nivel de narración como de dibujo es una maravilla, e incluso aparecen algunas interesantes historias de complemento realizadas por nombres de alto postín (y del más bajo también). En 25 números Simonson no sólo recoge la antorcha de Kirby sino que encima hace de Orion una serie personal donde incluso introduce elementos nuevos como el Campeón Eterno de Moorcock, una pena que en este caso también fuera cancelada.

Nunca doy puntuaciones a los comics pero sí me atrevo a recomendar esta colección a quien de verdad le guste un buen comic de superhéroes porque seguro que lo disfruta como yo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal