Nemedjäh

Sentiros bienvenidos en este blog de comics, rol, literatura, música, cine y otras hierbas...

viernes, agosto 18, 2006

LA STRATOCASTER: EL LEGADO PASA A MIS MANOS

Image Hosted by ImageShack.us

Sammy caminó erraticamente para alcanzar el canuto y se quedó contemplando el poster de Jimi con su guitarra blanca.
-A todo esto, me pregunto lo que significa "Stratocaster"-dijo Sammy con voz ronca y los pulmones llenos de humo.
-"Lanzanubes".
-¿"Lanzanubes"? -Sammy se le uqedó mirando y eructó una risa humeante-. Tío, estás demasiado puesto. No, tiene que tener algo que ver con, no sé, con...las emisoras. Ya sabes, la radio o algo así.
-Supongo -dijo Pogo-. Tírame esas patatas fritas, ¿quieres?

Tad Williams, Pregúntale a Elric (Cuentos del Lobo Blanco).

Desde hace cosa de un mes por fin me compré un hacha nueva, por un lado debido a que mi vieja Ibanez se cae ya a pedazos la pobre y por otro pues baste decir que siempre sobran motivos para querer comprar una guitarra del calibre de una Fender Stratocaster. Así pues, ahora mismo mientras escribo reposa en su funda a mis espaldas mi flamante y nueva Fender Stratocaster Classic 70's mexicana; nunca aquello de que el dinero no da la felicidad pero la compra estuvo más acertado. Gracias a la unión de trabajo más ahorro más recordarle a mi viejo la promesa de recibir una ayudita al licenciarme (que no se si lo he mencionado pero desde Junio soy filólogo con título :-) ) ahora me tiro horas y horas tocando en casa con mi ampli de 30w (también Fender) y unos cuantos efectos, tanto de día como de noche, con cascos o sin ellos, a mayor o menor volúmen...y lo cojonudo es que es una maravilla, ni esperaba menos ni tanto más pero esta señorita es una guitarra con carácter, muy rockera (y en cuanto le cambie el calibre de las cuerdas ya ni te cuento) y no tan chillona como otras Fenders, lo que permite un registro mogollón de bluesero y que incluso aguanta ciertas dosis metálicas con nota. Comodísima y con un aspecto precioso (es igual que la de la foto), con un mástil muy ligero aún a pesar de que he oido comentarios negativos sobre el mástil de este modelo, al igual que siempre se ha criticado a Fender por su bajón de calidad en los 70 (época de la cual mi guitarra es una reedición) pero ya desde las primeras notas me quedé enamorado de la salida que tienen sus pastillas.

Poniéndonos más trascendentales, este tipo de cosas es de las que más me ha marcado como guitarrista durante todos estos años, pues la Strato es la guitarra que yacía apoyada en la pared en el garaje de Joe como cantaba Frank Zappa, o aquella con la que Meat Loaf decía que sirve para matar a un chaval y más importante aún, veo la Stratocaster como un legado que ni siquiera el propio Leo Fender creo que fuera consciente cómo se ha ido escribiendo entre las vetas de su madera por Jimi Hendrix, Rory Gallagher, Stevie Ray Vaughan, Ritchie Blackmore, Eric Johnson, Eric Clapton, Jeff Beck y tantos otros; el legado del que en mi ingenuidad siempre he querido formar parte pero que aún me atrae.
Por supuesto hoy día mis ambiciones son mucho más humildes pero aún así tengo en mis manos una parte, por mínima que sea, del legado. Deséenme suerte.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal