Nemedjäh

Sentiros bienvenidos en este blog de comics, rol, literatura, música, cine y otras hierbas...

jueves, agosto 18, 2005

I'M GOIN' IN TO SIN CITY, I'M GONNA WIN IN SIN CITY

SIN CITY


Evidentemente Bon Scott no conoció a Frank Miller y quien sabe si a este último le gustarán AC/DC pero siempre que veo esas letras rojas me acuerdo de los australianos, y viceversa.

Siempre he preferido hablar de películas más, llamémoslas así, raras, antes que de películas de actualidad por mucho que me puedan gustar, que siempre las hay (lo del Episodio III fue una excepción, por hacer algún post starwarsiano supongo) y además con más de una docena de blogs analizando la película pues no hay nada nuevo bajo el sol, pero es que como ya me imaginaba, la película no me ha dejado indiferente ni de coña y me veo cuasi obligado a compartir mis impresiones con ustedes, amigos de la burrosfera.

Quede dicho que siempre he sido un fanático de la obra de Frank Miller, no tengo palabras para describir su trabajo en Daredevil y sus dos obras maestras de Batman, como también disfruto como un enano con su Elektra, las historias de Martha Washington y el genial Ronin (y me acordé de papá Miller con DK2, 300 ni me va ni me viene...) y, por supuesto, tengo a Sin City en un altar.
Criticado por muchos y alabado por otros tantos, me encanta Sin City, tendrá sus cosas, fallos incluidos o historias más flojas pero no lo puedo evitar, ya con la primera historia (ahora rebautizada como El duro adiós, no se por qué) me ganó para siempre.
Que sí, que muchas veces no se equivocan sus detractores y, como todos, puede tener sus cosas criticables (historias de violencia, de acuerdo, lo reconozco, pero vaya historias de violencia!), pero en Sin City, Miller hace lo que le da la gana y diseña un mundo propio, incluso un universo, que hace ames esa serie o la odies. Por muy flojo que sea algún álbum siempre hay alguna escena, algún diálogo, alguna situación que me deja un buen rato pegado a la página y por ello soy de los que aman Sin City (de hecho, siempre lo he definido como The Spirit a lo guarro, sin querer con esto establecer comparaciones, aunque está claro que Miller toma mucho de Eisner, y para bién).

Vale, queda claro que me gusta mucho pero que mucho el comic, entonces ¿y la película? pues de la tropa que fuimos al cine hubo quien se quejó de que era muy violenta, quien dijo que no le decía nada porque sólo le pareció una peli de ostias, hubo también a quien le gustó pero que le chirriaba el tío amarillo ese, quien le pareció una bazofia y, bueno, ya me entienden pero ¿qué tenían todos en común? que no habían leído el comic en su vida, por supuesto; por lo que llegué a la conclusión de que esta película es casi exclusiva para los fans del comic, pero ahora, ¿qué les pareció la película a dichos fans? pues por lo pronto les hablo del fan que más conozco, o sea, servidor: pues que salí hecho un mar de dudas del cine. O sea, volviendo a preguntarme para mis adentros "¿qué esperaba yo de la película?" pues fidelidad, claro está, pero es que de eso no se puede pedir más, me sentía en el cine como si yo estuviera en la cama y alguien me leyera el comic, sabiendo quien iba a palmarla, quien iba a disparar, quien iba a decir tal o cual cosa...entonces, ¿qué le puedo criticar? pues en ese plan nada, que no tiene sorpresas, vale, ¿pero no quedamos en que buscamos fidelidad? así que cuando me preguntaron por la película sólo pude responder "un comic cojonudo".

Bien, una vez descansado de esta diarrea mental, sobre la película tengo que decir que la ambientación es perfecta y la elección de los personajes al mismo nivel. No sólo Rourke es Marv y Willis es Hartigan, sino que todos están bien elegidos por lo general y cumplen francamente bien. Luego, la fotografía pues baste leerse los comics, que cumplen la función de storyboards originales y de libro de la película, ya saben, fidelidad como suprema directriz.
Joder, si hasta el doblaje me pareció bueno, sólo que no creo que pueda cautivar a alguien ajeno al comic de Miller, ni siquiera al comic en general, y aún así, al ser tan fiel, ya hay gente que me comenta que no piensa leerse el comic porque ya lo ha visto todo; habida cuenta de esto, parece que no le ha salido la jugada redonda del todo a Miller, que parece único responsable de la película, pues no sabría yo ubicar ni a Rodriguez ni las escenas furtivas de Tarantino en una película que es la traducción en fotogramas del comic de Miller.

Pero bueno, al menos esta película ha sido la valiente que ha dado el primer paso de este experimento y, oye, que no está nada mal aunque siempre estará en una especie de limbo cinematográfico al no saber cuanto me gusta o cuanto no me gusta, pero bueno, ¡qué puñetas! hoy me pilla de buen humor y después de una breve pero satisfactoria revisión de los comics originales y además cuenta también con la ventaja añadida de poder advertir a la pareja de que se tape los ojos porque va a haber una masacre del cagarse ¡Bravo Frank!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal